Nueva reforma de la LSSI: ¿Indigestión de cookies? ⋆ Mailify - Blog del email marketing

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información sobre las cookies aquí.

×

Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Nueva reforma de la LSSI: ¿Indigestión de cookies?

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI), en concreto su artículo 22 conocido como ‘ley de cookies’, ha sido objeto de polémica varias semanas. Ahora el Gobierno quiere reformarla.

Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI)

Haciendo una pequeña recopilación histórica señalemos que, a raíz de la modificación del artículo 22.2 de la LSSI (entrada en vigor el 1 de abril de 2012), quedó establecido que la instalación de cookies está sujeta a la obtención previa del consentimiento del usuario.

  • En un intento de aclarar esta cuestión la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), en colaboración con las asociaciones adigital, Autocontrol e IAB Spain, editó una ‘Guía sobre el uso de cookies en España’ que tampoco consiguió aclarar del todo el panorama, lo que generó un incumplimiento generalizado de la norma. La alarma saltó cuando se conoció la instrucción del primer procedimiento sancionador de la AEPD por este asunto, con amenaza de multa de hasta 30.000€.
  • Hace unos días el Consejo de Ministros aprobó la remisión a las Cortes Generales del Proyecto de Ley General de Telecomunicaciones que modifica otros textos legales como la LSSI. El proyecto será tramitado en el Congreso de los Diputados y, aunque aún pueden producirse algunas modificaciones hasta su entrada en vigor, estos son los cambios más importantes.

Cambios en políticas de cookies

  • Ya no será exigencia que el usuario realice una “acción expresa” que cumpla la norma del consentimiento previo a la hora de instalar cookies, es decir, que se podría eliminar la exigencia de que el usuario que accede a un sitio web deba necesariamente hacer click en un botón que autoriza la instalación de cookies (exigencia masivamente incumplida como ya indicaba con anterioridad).
  • Este concepto parece estar en línea con la evolución de este requisito en otros países comunitarios, permitiendo por ejemplo, que el mero hecho de seguir navegando por un sitio tras haber sido claramente advertido de la instalación de cookies sirva como consentimiento.
  • Se tipifica el régimen sancionador en el caso de uso de cookies sin consentimiento, es decir, en caso de ignorar el no consentimiento del usuario a la instalación de cookies o de seguir tratando sus datos tras la revocación del citado consentimiento.
  • Respecto a las redes publicitarias o agencias, se las declara responsables de vulnerar las normas sobre cookies en caso de que no hubieran adoptado medidas para exigir a terceros prestadores del servicio el cumplimiento de los deberes de información y la obtención del consentimiento del usuario. Esto podría afectar (veremos su desarrollo) a las páginas corporativas o de empresa en redes como Facebook o Google+.

Otras novedades relevantes

  • Supresión de la obligación de identificar los e-mails o sms publicitarios con la palabra “publi” o “publicidad”, aunque se mantiene la obligatoriedad de la identificación de la persona física o jurídica que las realice.
  • Introducción en la figura del apercibimiento (con la obligación de subsanar deficiencias en un plazo determinado), en lugar de la sanción económica para los casos leves de vulneración de la norma, aunque la AEPD ya estaba aplicando tal figura arrastrada desde la LOPD.
  • Aclaración de que el concepto “dirección electrónica” a la hora de que los afectados puedan ejercer su derecho a baja de la recepción de comunicaciones comerciales incluye el uso del correo electrónico.
  • Modificación del régimen sancionador para el envío de e-mails, de forma que pasa a ser infracción grave el envío insistente de comunicaciones comerciales no solicitadas, y se crea otra infracción grave para el caso de envío insistente de comunicaciones comerciales a un destinatario.

Finalmente hay que recordar que la AEPD aún no ha sancionado a ninguna empresa o profesional por el tema de las cookies; lo que ha hecho es iniciar un procedimiento sancionador que puede o no terminar en una multa (y que podría en cualquier caso ser posteriormente recurrido) y cuyos fundamentos de derecho habrá que analizar detenidamente.

Por otro lado, la reforma de la LSSI comentada aún ha de ser aprobada y entrar en vigor, por lo que a día de hoy… Seguimos con las dudas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

2 comentarios

Fundas

about 3 años ago

Importante y útil artículo, gracias por el aporte. Saludos.

Responder

Phoneval

about 4 años ago

Un artículo muy interesante, gracias por compartir. Un saludo.

Responder

Deja un comentario

Go Top

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información sobre las cookies aquí.

×