Uso legal de datos extraídos de fuentes públicas (2) ⋆ Mailify - Blog del email marketing

Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Uso legal de datos extraídos de fuentes públicas (2)

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

En el blog Sarbacán estamos de enhorabuena. Nos complace abrir las puertas de  nuestro blog a expertos relacionados de un modo u otro con el e-mail marketing. En esta primera colaboración, tenemos el honor de publicar un artículo de Jesús Pérez Serna (Marketing Positivo), Dtor de Marketing de Comercialista.

En el post anterior, vimos qué y cuáles son las fuentes accesibles al público según la LOPD.

Foto: Notoriousxl

Uso legal de datos extraídos de fuentes públicas (2/2)
<<< Leer anterior 

La LSSI y el email marketing

En el informe 0105/2010 del Gabinete Jurídico de la AEPD se responde a una consulta que plantea si resulta conforme a la normativa de protección de datos el envío de comunicaciones publicitarias, relativas a los servicios que presta la empresa consultante, a empresas o personas que aparecen en las guías telefónicas o en las guías de colegiados que reparten los colegios oficiales, es decir, las letras b) y c) del artículo del Reglamento citado en el post anterior.

b) Las guías de servicios de comunicaciones electrónicas, en los términos previstos por su normativa específica.

c) Las listas de personas pertenecientes a grupos de profesionales que contengan únicamente los datos de nombre, título, profesión, actividad, grado académico, dirección profesional e indicación de su pertenencia al grupo. La dirección profesional podrá incluir los datos del domicilio postal completo, número telefónico, número de fax y dirección electrónica.

A la hora de abordar la cuestión planteada en la consulta debe tenerse en cuenta el medio por el que va a llevarse a cabo la publicidad, ya que si se trata de comunicaciones electrónicas resulta de aplicación lo dispuesto en la LSSI, mientras que en los envío de tipo postal sólo consideraremos la LOPD.

En lo que se refiere a envíos por correo ordinario, será conforme a la LOPD el envío de comunicaciones publicitarias a las personas que figuran en las guías de colegiados suministradas por los Colegios Oficiales, y a las que figuren en las guías de abonados a las comunicaciones electrónicas, siempre y cuando se cumplan estas condiciones:

  • Deberá de tratarse de datos personales que consten en la actual edición de las guías o listados de colegiados, puesto que las ediciones anteriores habrán perdido el carácter de fuente accesible al público.
  • Será preciso que no figure en ellas la oposición al tratamiento de datos con fines publicitarios realizada por el afectado.
  • Además se deberá cumplir con el deber de información al afectado a que hace referencia el artículo 45.2 del Reglamento, por lo que en cada comunicación comercial que dirija al interesado le informará de que sus datos han sido obtenidos de una fuente accesible al público y de la entidad de la que han sido obtenidos, de la identidad y dirección del responsable del tratamiento, y de la posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, y ante quien podrá ejercitarlos.

Sin embargo, si la publicidad pretende enviarse mediante comunicaciones electrónicas, entre las que se encuentran los mensajes remitidos por correo electrónico, fax, SMS, MMS u otros sistemas equivalentes, debe tenerse en cuenta que a la misma resulta aplicable la LSSI, que prohíbe el envío de mensajes comerciales sin el consentimiento del interesado en todos los casos, ya que en esta ley no se recoge como en la LOPD la opción de “fuentes accesibles”. Además conviene recordar que se denomina spam a todo tipo de comunicación no solicitada realizada por vía electrónica. De este modo es posible entender por spam cualquier mensaje no solicitado y que normalmente tiene el fin de ofertar, comercializar o tratar de despertar el interés respecto de un producto, servicio o empresa.

En consecuencia será en todo caso necesario contar con el consentimiento previo y expreso de los destinatarios para que su envío no resulte contrario a lo dispuesto en la LSSI y en consecuencia sancionable por parte de la AEPD.

Resumen… y un consejo

En resumen, respecto a los envíos publicitarios con datos en fuentes de acceso público:

  • Envío postal a empresa: permitido en cualquier caso. No le afecta la LOPD por no tratarse de datos de carácter personal, ni la LSSI al no ser un envío electrónico.
  • Envío postal a particular: permitido con los condicionantes señalados.
  • Envío electrónico a empresa o particular: no permitido sin consentimiento previo, ya que al ser electrónico el envío se regula por la LSSI y en ésta no existe el concepto de fuentes de acceso público.

Y ahora un consejo al margen de la ley: si vas a hacer email marketing olvida que necesites el consentimiento de los usuarios porque lo diga tal o cual ley, sencillamente consigue ese consentimiento porque, si no, NO FUNCIONA. El spam no sólo es ilegal y puede costar un disgusto serio vía sanción de la AEPD, es que además sus cifras de conversión son del tipo 0,00000 (pon muchos ceros aquí) 1, es decir, necesitarías millones de datos para conseguir un mínimo resultado, y sencillamente no merece la pena.

Por algo Seth Godin, uno de los mayores expertos mundiales en marketing digital, habla siempre del “permission marketing”, comunicaciones con consentimiento, aún procediendo de un país como Estados Unidos donde este concepto no es obligatorio por ninguna ley. Sencillamente sabe y recomienda el único sistema que funciona. Haz tu lo mismo.

Uso legal de datos extraídos de fuentes públicas (2/2)
<<< Leer anterior 

Autor: Jesús Pérez Serna (Marketing Positivo), Dtor de Marketing de Comercialista.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Sin comentarios

Deja un comentario

Go Top