¿Cómo administrar las listas negras?

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información sobre las cookies aquí.

×

Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

¿Cómo administrar las listas negras?

¿Cómo administrar las listas negras?

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Las listas negras son todas las bajas, quejas y rebotados de campañas de emailing pasadas. Gracias a estas listas, que funcionan como filtros de seguridad, puedes ahorrarte realizar un control sistemático y manual de los destinatarios antes de enviar tus mensajes.

 

Lo que tienes que saber sobre las listas negras

 

Bajas y quejas

Es importante saber hacer la distinción entre los contactos que hicieron clic en el enlace de baja y los que marcaron el correo como spam. Muchas veces los mismos destinatarios no saben la diferencia entre los dos y puede que marquen tu correo como spam cuando querían darse de baja y viceversa.

Darse de baja significa que no quieren seguir recibiendo más boletines tuyos, mientras que marcar un email como spam implica haberlo recibido sin haberte dado su previo consentimiento. Si marcamos un correo como spam desde Yahoo o Outlook.com, se nos dará de baja automáticamente, pero los demás gestores no ofrecen este tipo de información, así que seguiremos recibiendo emailing del remitente marcado como spam en la bandeja de correo no deseado.

 

En la pestaña "Listas negras" encontrarás los listados de bajas y rebotados.

En la pestaña “Listas negras” encontrarás los listados de bajas y rebotados.

 

Rebotados

Los rebotados son las direcciones de correo electrónico a las cuales no se ha podido entregar el email, ya sea porque son incorrectas o se han dejado de utilizar. Entonces las newsletters enviadas a estos contactos se devuelven como error y son detectadas de forma automática por Mailify, que las agregará a las listas negras para asegurarnos de que no se enviarán más newsletters a esas direcciones. No vale la pena seguir enviando a estas direcciones, solo repercutiría negativamente en tus envíos.

No hay que confundir un rebotado, que se ha añadido a la lista negra, con un email al cual no se ha podido entregar el mensaje, como por ejemplo cuando el buzón está lleno. En este caso, no se entrega la newsletter correspondiente pero se enviarán las campañas futuras, ya que la dirección es correcta.
 

Administrar tus listas negras con Mailify

Si ya tienes tu propio listado de bajas o rebotados, puedes importarlos desde tu equipo y luego editarlos en función de tus necesidades. También puedes añadir las direcciones de forma manual, una por una. Basta con agregarla a la lista en una nueva línea y se guardará con los demás contactos.

Puedes exportar las bajas y rebotados, en su totalidad o solo algunas direcciones seleccionadas previamente, ya sea en formato TXT o CSV (Excel) en el destino que desees. Esta opción te será muy útil si quieres gestionar tus contactos desde otro programa, como un CRM por ejemplo. También podrás utilizar esta funcionalidad si no utilizas el almacenamiento de la nube (Mailify Cloud) y/o necesites una copia de seguridad local de tus contactos o pasarlos a otro usuario.

Estas son las opciones para  administrar tus listas negras

Estas son las opciones para administrar tus listas negras

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Sin comentarios

Deja un comentario

Go Top

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información sobre las cookies aquí.

×