Email marketing vs. spam ⋆ Mailify - Blog del email marketing

Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Email marketing vs. spam

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

El email marketing no es spam aunque son términos que se suelen confundir. El emailing aporta beneficios a las empresas, tanto en conversiones como en reputación, mientras que el spam perjudica claramente al emisor.

Los límites entre ambas prácticas son difusos y esto provoca que muchos sean catalogados como spammers sin ser conscientes de ello. ¿Quieres tener claro qué es el email marketing y qué es el spam?

Las diferencias

  1. La base de datos: Si haces emarketing, envías correos electrónicos solo a aquellas personas que te han dado su permiso (opt-in email), tal como marca la legislación vigente. En cambio, un spammer utilizará tácticas ilegítimas y utilizará direcciones de correo electrónico de personas que no ha dado su consentimiento −y, posiblemente, se encontrará con spamtraps. 
  2. La segmentación: Ambas prácticas realizan envíos de correo electrónico de manera masiva, pero el email marketing segmenta los destinatarios según diversos criterios (edad, situación geográfica, objetivo del emailing…). El spammer no hará ninguna segmentación. 
  3. La frecuencia de envío: Si quieres evitar ser considerado un spammer, no acribilles a tus contactos con emails. ¡No seas pesado! Envía solo cuando tengas algo interesante que decir. 
  4. La identificación del emisor: Es importante que te identifiques correctamente. Esto es un elemento de confianza. Muchos spammers utilizan un remitente falso. 
  5. El asunto: El asunto del email en el spam típico –pero no todo– suele seguir el siguiente esquema: un título descriptivo en mayúsculas seguido de una serie de signos de exclamación y/o interrogantes. Utiliza un mensaje corto y explícito que sea comprensible rápidamente. 
  6. El link de baja: Siempre tienes que dar la opción a tus destinatarios de que dejen de estar en tu base de datos con el link de baja. Evidentemente, a alguien que hace spam esto no le interesa. 
  7. El contenido: Los Proveedores de Servicios de Internet (ISP) analizan el contenido de los emails en busca de palabras usadas frecuentemente por los spammers, como freesex, rolex o viagra. Evita estos términos. La personalización de los correos, como ya hemos dicho, también es una buena estrategia para no acabar en la carpeta de spam. 
  8. ¿Datos adjuntos?: Evítalos. Solo hacen aumentar el peso de tus mensajes. Además, muchos servidores de correo electrónico bloquean estos emails.

Cumplir todos los requisitos del email marketing no siempre es garantía de que tus mensajes lleguen a sus destinatarios. De hecho, hoy en día el nivel de entregabilidad es difícil de predecir. Puede que unos de tus propios receptores hayan configurado su filtro anti-spam de un modo tan restrictivo que tu email no llegue de ninguna manera. Sin embargo, evitando caer en prácticas propias de un spammer y utilizando una buena herramienta de envío, aumentas las posibilidades de que tu correo llegue a buen puerto –o, en este caso, buzón.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

1 comentario

Deja un comentario

Go Top