¿Mi emailing debe tener el mismo diseño que mi web? ⋆ Mailify - Blog del email marketing

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información sobre las cookies aquí.

×

Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

¿Mi emailing debe tener el mismo diseño que mi web?

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

Al crear una campaña de email marketing, surgen dudas: ‘¿Qué gráficos debo usar? ¿Sigo el código de colores de la empresa y del sitio web o destaco el email con algo diferente?’… No hay nada definitivo en este tema, pero veamos algunos consejos.

 

Utilizar el mismo diseño

En general, lo ideal es tomar el diseño y los gráfico de tu página web, sobre todo si te comunicas con un público que ya es cliente o si tu marca es reconocida en su campo. Comunicarse con la semántica del mismo color evita la confusión en la mente del receptor, que ya está acostumbrado a esos colores y no se sorprende al abrir el email.

Romper el código de color puede tener consecuencias sorprendentes, hasta el punto de que el destinatario no te reconozca y piense que eres un emisor ilegítimo. Vaya, a sus ojos, podrías parecer spam. Por eso es importante tener algunos elementos de reconocimiento claves bien visibles, como el logo, por ejemplo.

En definitiva, nosotros recomendamos el uso del mismo diseño en newsletters periódicas y campañas de emailing recurrentes.

Utilizar otro diseño

Romper los códigos establecidos para resaltar puede ser una ventaja si la comunicación gráfica está bien controlada. Esta toma de riesgos se utiliza a menudo para comunicar un evento, una oferta promocional, una innovación importante o destacar un nuevo producto o servicio. En estos casos, prueba los colores poco convencionales, pero opta por acentuar tu anuncio y no tu empresa.

Eso sí, ten cuidado con el cambio radical. Como hemos visto antes, mantén siempre un elemento gráfico clave, como tu logotipo u otro distintivo. Así asegurarás una conexión adecuada entre los mensajes del anuncio y de la empresa y también evitarás subestimar el conocimiento de la marca.

Consejos

Si aún así tienes dudas, sigue estos consejos:

  1. Piensa en el blanco antes que en el mensaje: Ponte en la piel del usuario que no te conoce e imagina cómo puede interpretarte.
  2. Comprueba los códigos de color: Los colores suelen asociarse a conceptos o ideas. Indaga qué color deberías usar según lo que quieras transmitir. Por ejemplo, si vas a vender productos deportivos, tal vez te interesaría el rojo –pasión, lucha, energía, fortaleza, determinación…
  3. No dejes a un lado tu posicionamiento: Si quieres reducir tus precios, no tienes porque caer en el código de color del rojo y el amarillo típico de supermercado. Al contrario, mantén tus colores e incluye un botón call-to-action destacado.
  4. Identifica y analiza las campañas de la competencia: Puede que algún rival ya haya adoptado cambios de este tipo, con éxito o no. Busca sus errores para dar más valor a tu campaña.
  5. Llamativo no es sinónimo de calidad: Los emails que más retornos generan son a menudo los más sobrios y los menos sobrecargados.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Sin comentarios

Deja un comentario

Go Top

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información sobre las cookies aquí.

×