Aprovecha a fondo tu estrategia de email marketing

Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

Aprovecha a fondo tu estrategia de email marketing

Aprovecha a fondo tu estrategia de email marketing

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

¿Qué tal funcionan tus campañas de email marketing? ¿Estás consiguiendo los resultados que quieres?

Para que tu email marketing funcione, tienes que vencer varios obstáculos: primero has de arreglártelas para que el máximo posible de correos llegue a la bandeja de tus destinatarios; después hay que conseguir que lo abran, que lo visualicen. Y por último, que el mayor número posible de receptores hagan click en tu CTA o realicen la acción para la que has enviado el email.

Así, tienes tres valores a optimizar: emails entregados, visualizaciones y clicks. ¿Quieres una lista de consejos?

 

Vamos a ver algunas claves muy útiles para optimizar la entregabilidad de tus correos. Si quieres mejorar visualizaciones y clicks, te recomiendo este otro post con consejos para conseguirlo.

 

5 TRUCOS TOP PARA TU EMAIL MARKETING

 

¿Alguna vez te has parado a pensar que cada campaña de email que haces es una oportunidad de mejorar para la próxima vez? En email marketing (como siempre en Marketing) medir es clave para mejorar.

 

Siempre debes aprovechar la información sobre el funcionamiento de una campaña para mejorar tus resultados. Y para ello es clave contar con una buena herramienta, un buen proveedor de emails. Mailify te pone muy fácil aplicar las mejores prácticas que detallo a continuación.

 

1.- ¡Deja de enviar emails a remitentes que no los abren!

En email marketing el éxito anterior influye en el éxito futuro, ¿lo sabías?  Los proveedores de marketing evalúan el funcionamiento de tus emails de principio a fin. Y si tus tasas de apertura y engagement son muy bajas, te marcarán como remitente de baja calidad. Esto dificultará que se entreguen tus emails en el futuro, y el problema se irá agravando con cada envío que hagas a la lista completa.

 

Para evitarlo, revisa cuidadosamente las estadísticas de tus campañas anteriores, al menos de 6 meses atrás. Crea una nueva lista con los suscriptores que no hayan abierto ninguna de tus campañas en todo ese tiempo y prepara una campaña específica para tratar de recuperarlos.

 

Envíales un correo todo lo simpático que puedas en donde les animes a visitar tu sitio y les presentes las últimas novedades. También puedes incluir una pequeña encuesta para recibir su feedback o información sobre los contenidos que más les interesan… E incluye, por supuesto, el enlace de baja bien claro, para dejar la puerta abierta a que cancelen su suscripción.

 

A continuación, analiza los resultados de esta campaña de “reactivación de usuarios”. Puedes intentarlo una segunda vez o directamente eliminar a los suscriptores que no reaccionen. Eso sí, si no reaccionan, dalos tú mismo de baja.

 

¿Qué consigues con esto? La tasa de aperturas y de clicks de tus emails mejorarán automáticamente. Y no habrás perdido nada: ¿de qué sirve tener una lista muy larga de suscriptores? De nada si no abren tus correos. Por el contrario, seguir enviando tus correos a la lista completa hará que tu reputación como “remitente de poca calidad” vaya en aumento, lo que puede hacer que tus emails terminen por no entregarse a quienes sí están interesados.

 

2.- Genera siempre una versión en texto plano de tu email:

 

En texto plano significa sin HTML, es decir: sin imágenes, tablas… el texto tal cual. Muchos marketeros desconocen la importancia de la versión del texto plano, pero es importante para evitar que tus correos se marquen como SPAM. Cuando no se incluye esta versión, los filtros anti-spam entienden que se está ocultando información. Por eso también es importante que te asegures de que la versión creada en texto plano coincide con  la de HTML.

 

Aunque casi todos los gestores de correo interpretan correctamente el HTML, muchos usuarios configuran sus bandejas de entrada con el texto plano, para conseguir que los correos se descarguen más rápido.

¡Es una mejora muy fácil de implementar! Se trata simplemente de copiar el texto tal cual lo tienes en el boletín y pegarlo en el espacio habilitado para la versión en texto plano. Asegúrate de incluirla en cada uno de tus envíos.

 

3.- Revisa tu email antes de enviarlo ¡desde todas las ópticas posibles!

 

Es aconsejable crear varias cuentas de email con los principales proveedores: Gmail, Yahoo, Outlook, Hotmail… Envía una prueba de tu email a cada una de las cuentas. Debes asegurarte de que ambas versiones (HTML y texto plano) se muestran bien, y que el correo es legible y coherente sin imágenes ni otros recursos de HTML.

 

Abre estos correos en diferentes navegadores: lo que en Chrome se ve de maravilla, quizá salga roto en otro navegador. Y, por supuesto, ¡revísalo en todos los dispositivos! No puedes olvidar al usuario móvil. Si utilizas Mailify, lo tienes súper fácil, a un simple click, ya que la función se incluye en la herramienta.

 

4.- ¡No dejes que lo de “si no puede ver correctamente este email…” se vea en la bandeja de entrada de tu remitente!

 

Parece claro, ¿verdad?: La frase “si no puede ver correctamente este email haga click aquí” no traerá ningún tráfico a tu sitio.

 

Ten en cuenta que el espacio del que dispones en la bandeja de entrada de tu receptor es limitado, y necesitas aprovecharlo al máximo. ¡Es tu línea de gloria! No puedes dejar que una frase como esa robe protagonismo a tu contenido.

 

Observa tu propia bandeja de entrada: cada email se previsualiza en una línea: se suele ver el remitente, el asunto y el primer fragmento de copy de tu email. ¡Aprovéchalo! Construye un mensaje coherente utilizando todo el espacio disponible: en la primera línea del copy de tu email puedes continuar lo que dices en el asunto, avanzar el valor del contenido, dirigirte a tu destinatario por su nombre… ¡Cualquier cosa menos esa frase! Es importante que tus destinatarios puedan visualizar correctamente el correo, así que la frase debes incluirla sí o sí. ¡Pero no tiene que ser la primera!

 

Esta es una de las cosas que has de detectar cuando haces un envío de prueba: antes de abrir tu correo, fíjate bien en como se muestra y haz los cambios oportunos.

 

5.- Además de clicks y visualizaciones, ¡revisa cuidadosamente las estadísticas negativas!

 

Rebotados, bajas y emails marcados como SPAM. Te conviene analizar los diferentes tipos de rebotes y tomar medidas urgentemente, ya que estas estadísticas también afectan a tu reputación como remitente. ¿Las has revisado alguna vez? ¡Hazlo, es importante!

 

Un email puede rebotar por varios motivos: puede ser un error temporal, porque la dirección de email está mal escrita o no existe, o mucho peor, quizá te han marcado como SPAM. Revisa la información que te aporta tu proveedor de email. Si la dirección es incorrecta, corrígela si sabes cómo o si no elimina ese contacto. ¡Evita seguir generando el mismo error!

 

Por otra parte, si te han marcado como SPAM, revisa la procedencia de tu lista. Que una pequeña parte de nuestros correos se marque como SPAM es normal. Pero si la proporción de mails marcados como SPAM no es tan pequeña o va en aumento, ¡toma medidas! ¿Tienes permiso del destinatario para enviarle ese email? Asegúrate de que es así siempre: descarta listas compradas o de dudosa procedencia: ¡la reputación de tu marca está en juego!

 

INFOGRAFÍA

 

 

Conclusión:

Con Mailify es fácil implementar todos estos trucos y consejos en tu campaña de email marketing: la herramienta te permite configurar tu email como prefieras, hacer pruebas de visualización en diferentes dispositivos, crear una versión en texto plano y, por supuesto, unas estadísticas completísimas, muy detalladas de cada envío. ¿La has probado? Te recomiendo que lo hagas, te sorprenderá la cantidad de diseños de plantillas diferentes que tienen para escoger.

 

¿Qué te parece esta lista de consejos? ¿Ya los llevas a cabo? ¿Se te ocurre alguno más para incluir?

Cuéntanos en los comentarios si te hemos ayudado a mejorar tu email marketing.

 

 

Natalia de la Peña Frade – Blog En Clave Productiva

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Sin comentarios

Deja un comentario

Go Top