¿Por qué debes segmentar tu lista de suscriptores sí o sí? Tipos de segmentaciones + ¡Ejemplos!

Blog Mailify: Mailing a tu medida

Consejos para el envío de tu newsletter, actualidades de nuestro producto y todo sobre email marketing.

¿Por qué debes segmentar tu lista de suscriptores sí o sí? Tipos de segmentaciones + ¡Ejemplos!

¿Por qué debes segmentar tu lista de suscriptores sí o sí? Tipos de segmentaciones + ¡Ejemplos!

Únete a centenares de expertos del email marketing. Apúntate a la newsletter de Mailify:

La primera pregunta a responder es: ¿Qué es la segmentación de email marketing? Muy simple. Se trata de agrupar suscriptores en función de algo que comparten.

Más fácil entenderlo con un ejemplo. Si de toda tu lista de suscriptores comienzas a separar en función de aquellos que compraron más, te quedarían tres grupos de suscriptores:

  • Los que más compraron (desde determinado monto en adelante)
  • Los que menos compraron (menos de ese monto definido)
  • Los que no compraron nada

De eso se trata segmentar: de crear subconjuntos/subgrupos en función de requisitos previamente definidos.

Ahora que ya tienes claro qué es la segmentación, en este post, queremos que sepas que segmentar tu lista de suscriptores es una tarea imprescindible para alcanzar el éxito de tus campañas de email marketing. Veremos tipos de segmentaciones y ejemplos.

¿Quieres obtener resultados concretos con tus envíos de emails? ¡Debes segmentar tus lista de suscriptores sí o sí!

Las campañas de email marketing no son otra cosa que el envío de mensajes. Es decir, un acto de comunicación en su sentido más concreto: alguien le comunica algo a alguien.

La segmentación te permite personalizar tu mensaje. Es decir, dirigirlo en función de los intereses de cada grupo de personas. En consecuencia, aumenta la eficacia de tus mensajes y hace que tus campañas obtengan mejores resultados (ya sea vender más, obtener información de tus clientes o clientes potenciales, mejorar el alcance de tu marca y/o el engagement, etcétera).

Según datos de Kissmetrics, segmentar tu base de datos te permite mejorar hasta un 50% el rendimiento de tus campañas.

Lo peor que puedes hacer es aplicar el envío masivo de mails sin tener en cuenta los intereses de tus clientes o potenciales clientes. Aquellos suscriptores que reciben correos de marcas o empresas con contenidos que no les interesan, terminan cansándose (“quemándose”) y abandonan la suscripción o te envían a la lista de spam.

 

Por el contrario, si utilizas la segmentación, puedes crear un mensaje que se adapte lo mejor posible a aquello que busca tu público destinatario y evitar el SPAM. Además, si haces bien la segmentación, puedes fidelizar a tus clientes y mejorar el nivel de conversiones.

A manera de ejemplo: el mensaje que le envías a un grupo de clientes que ya han comprado tus productos no va a ser el mismo que le envías a un grupo de personas que nunca te compró. Los mensajes deben ser diferentes.

Tipos de Segmentación: necesaria, promocional y funcional

Para empezar a segmentar es fundamental conocer los tres tipos generales de segmentación:

1) La Segmentación Necesaria: se utiliza cuando existe la necesidad de segmentar por cuestiones de idioma, sexo, etcétera. Es decir que es necesaria en el sentido de que, por ejemplo, no puedo enviarle el mismo contenido a los usuarios de la versión en español que a los usuarios de la versión en inglés.

2) La Segmentación Promocional: esta segmentación tiene objetivos concretos y por tanto, se enfoca en un segmento preciso. Se trata de ofertas, promociones y premiaciones, entre otras variantes.

3) La Segmentación Funcional: se aplica cuando el objetivo tiene que ver con aumentar el engagement, la conciencia de marca, fidelizar clientes, etcétera. Es decir, que no tiene una relación directa con vender un producto.

Pero antes de pasar a los ejemplos, es necesario aclarar que la segmentación tiene dos formas que se encuentran en una fase anterior a estos tipos de segmentaciones.

Es decir, antes de una segmentación necesaria, promocional o funcional, es necesario definir si la segmentación será previa a la suscripción (desde tu propia web, puedes tener los medios para obtener información del suscriptor al mismo tiempo en que realiza el proceso de suscripción) o si la segmentación será posterior a la suscripción (la información se obtiene de los envíos ya realizados).

Ahora sí, pasemos a unos ejemplos muy útiles para saber cómo segmentar tu lista de suscriptores.

Aprende a segmentar tu lista de suscriptores con estos ejemplos prácticos

Suscripción por Contacto

Un primer ejemplo de segmentación necesaria puede ser la suscripción por tipo de contacto. Se trata de diferenciar entre los que son usuarios del sistema con una cuenta activa, los que están suscritos al blog y además son usuarios con cuenta activa, y los que solo son suscriptores al blog.

Siendo así, quedarían armados tres grupos:

  • El grupo de quienes son solo suscriptores.
  • Otro grupo compuesto por suscriptores del blog y que además, tienen una cuenta.
  • Y el grupo de los usuarios con cuenta

¿Para que te serviría este tipo de segmentación por contacto?

Por ejemplo, para obtener información de aquellos suscriptores al blog que todavía no tienen una cuenta. A ellos, puedes enviarle un mail con la siguiente pregunta: ¿Por qué no te has creado una cuenta en —–?

Con la información que recolectes sobre por qué este tipo de contacto aún no ha creado una cuenta en tu sitio web, vas a conocer dudas y necesidades de este segmento. ¿En qué te beneficia? Te da la posibilidad de generar contenido acorde a esas necesidades y planificar acciones de marketing mucho más específicas.

¿Por que es necesaria esta segmentación? Porque si les envío la pregunta: ¿Por qué no te has creado una cuenta en —-? a los usuarios con cuenta y a los suscriptores del blog con cuenta, ese email no tendrá ningún sentido.

Suscripción por nivel de conocimientos

Se trata de una segmentación bastante general que se refiere al nivel de conocimiento que tiene tu cliente o potencial cliente acerca de tu servicio o de tu producto.

Veamos dos casos:

1-Listas de correo de blogs (newsletter)

Es el caso de la suscripción al blog de Mailify, por ejemplo. La segmentación implicaría clasificar a los suscriptores según la fase de conocimiento en la que se encuentren. Las categorías podrían ser:

  • Los principiantes que no saben nada acerca del email marketing
  • Aquellos que tienen una idea de lo que es el email marketing y quieren empezar a hacer sus propias campañas.
  • Las personas que ya han realizado campañas de email marketing y necesitan profundizar sus conocimientos.

Está claro que los contenidos de los emails no pueden ser los mismos. Si a un principiante le enviamos contenidos avanzados sobre el email marketing, seguramente se sentirá frustrado y optará por abandonar la suscripción.

 

 

2-Listas de correos promocionales

Es el caso de un producto concreto. Por ejemplo, una protección contra ataques cibernéticos. Sucede exactamente lo mismo. Los grupos quedarán segmentados en:

  • Los que conocen el problema y saben la solución que tú les ofreces (clientes informados)
  • Aquellos que conocen el problema pero no saben cómo resolverlo (clientes quejosos: se quejan, pero no se preocupan por resolver nada)
  • Aquellos que no conocen de la existencia del problema y mucho menos saben algo de la solución (clientes distraídos).

Los contenidos deben ajustarse a este tipo de personas. En el primer caso, es recomendable apelar a diferenciarse de la competencia. ¿Qué hace a tu producto mejor que los demás? En el segundo caso, puedes mostrarles a los clientes o potenciales clientes cuál es la solución que les ofreces. En el tercer caso (los que no saben nada, los distraídos), vas a tener que contarles algo sobre el problema de los ataques cibernéticos, cómo puede dañar a su empresa, negocio o PYME y lo que pueden hacer para evitarlo (tu solución).

Es necesario aclarar que los diversos tipos de segmentaciones pueden fusionarse. Es decir, podemos estar segmentando por tipo de contacto (segmentación necesaria) y al mismo tiempo, haciendo una segmentación de tipo promocional.

Hasta aquí hemos llegado con este post sobre la segmentación de la lista de suscriptores. Esperamos que te haya sido útil y que puedas utilizar alguna de estas estrategias en tus campañas de email marketing. Ahora te toca a ti: cuéntanos ¿cómo haces tú para segmentar tus lista de suscriptores?

Autora: María Eugenia Guidara
“Creadora de contenidos digitales, blogger y copy. Cada palabra debe tener un sentido, un “para qué”. De allí, nace su poder. Eso es exactamente lo que hago: encontrar el “para qué” de cada cosa que escribo y hacerlo fluir en el poder de las palabras”.

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

1 comentario

Rafael

about 4 semanas ago

Hola, gracias por la información, GRACIAS!

Responder

Deja un comentario

Go Top